Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2014
Imagen
Esta semana presentamos una reseña sobre la última novela de Milan Kundera, "La fiesta de la insignificancia", y un artículo de Elízabeth Hernández Alvarado sobre la obra de Gloria Fuertes, "La palabra desnuda", ambos publicados en la página Viaje a Ítaca.

Espero que los disfruten.
Saludos para todos.

Sobre la utilidad y pertinencia de la filosofía

Imagen
“Que no se trata de una ciencia productiva, es evidente ya por los que primero filosofaron. Pues los hombres comienzan y comenzaron siempre a filosofar movidos por la admiración (…) De suerte que, si filosofaron para huir de la ignorancia, es claro que buscaban el saber en vista del conocimiento, y no por alguna utilidad”.
Aristóteles, Metafísica.


Como cada año desde que la Unesco proclamó el tercer jueves de noviembre Día Mundial de la Filosofía, los debates sobre la utilidad y pertinencia de la filosofía en la educación proliferan no sólo el día del evento, sino que se prolongan durante los días adyacentes al mismo.

Con ánimo de aprovechar la coyuntura, quizás no sea ocioso ni gratuito recordar a quienes cuestionan el papel de las humanidades en unos planes de estudio cada vez más orientados -o más desorientados- hacia disciplinas científicas altamente especializadas y prácticas algunas consideraciones sobre la educación en general, y sobre la enseñanza de esa noble y vetusta dis…

Filosofía para todos

Imagen
“Nadie se dedica full time a estos interrogantes radicales porque nadie filosofa día y noche. Pero todo el mundo, antes o después, empujado por albricias o desgracias, filosofa alguna vez en su vida, es decir, se hace a su modo las grandes preguntas.
Y es que vivir resulta una tarea fundamentalmente intrigante”.
Fernando Savater, Libre mente.

Existen dos prejuicios muy extendidos que inhiben o paralizan a las personas que se plantean un acercamiento, aunque sea eventual, a la Filosofía. El primero de ellos induce a pensar que la Filosofía es una disciplina árida y tediosa, apta sólo para mentes tortuosas que disfrutan perdiéndose en ensoñaciones teóricas que poco o nada tienen que ver con la cotidianidad. Sin embargo, leer a Platón, Descartes, Nietzsche o Gadamer supone para el que desee intentarlo un goce estético semejante al que experimenta cualquier lector de Stevenson, Borges, García Márquez o Rulfo. Hay autores para todo tipo de lectores que se acercan a ellos en virtud de l…

La filosofía reivindicada

Imagen
“No es una voz que se alce en el silencio, la filosofía, sino un intento escéptico de recogimiento intelectual en el estruendo de las palabras establecidas”.
Fernando Savater, Diccionario filosófico.


Observas un cartel en una tienda de agricultura ecológica que anuncia un curso de metafísica, y durante un instante piensas en esa venerable disciplina que bautizó Andrónico de Rodas en el siglo I a. C. porque no encontraba una denominación mejor para los textos de Aristóteles que venían después de sus libros de Física (del griego physis, “naturaleza”; Meta-física significa, literalmente, “lo que va después de la naturaleza”), pero el alma se te cae a los pies al comprobar que el contenido del curso no está relacionado con el venerable y longevo estudio del ser y sus características, sino con innominados viajes astrales, desdoblamientos psíquicos y demás parafernalia etérea e inclasificable.

Vas a proveerte de libros a una conocida librería de una gran ciudad y, al llegar a la secci…

Navegar en los límites de lo inefable

Imagen
Los filósofos son magos del lenguaje que hechizan con sus palabras. Sus textos atrapan al lector como la gravedad a los cuerpos. A menudo me he preguntado por las razones de esta atracción. ¿Por qué nos acercamos a la Filosofía con la pasión y la avidez de un converso? Leer a Platón nos convierte en platónicos, a Descartes en cartesianos, a Hume en empiristas. ¿Por qué no conseguimos desembarazarnos de un filósofo hasta que leemos a otro? Somos platónicos hasta que encontramos a Aristóteles, cartesianos hasta que conocemos a Hume, empiristas hasta que nos enfrentamos a Nietzsche.

Igual que con las religiones, con la Filosofía conviene ir con pies de plomo porque genera fidelidades a muerte, partidarios acérrimos, defensores a ultranza de las enseñanzas del maestro. Un platónico y un nietzscheano están condenados a no entenderse en la vida. Por eso, antes de decantarnos por un autor, conviene leer alguna Historia de la Filosofía. Así tendremos una panorámica del conjunto y podremos va…

La conciencia exaltada de la futilidad

Imagen
Esta semana presentamos el reportaje sobre la obra de Gregorio González, "la conciencia exaltada de la futilidad", y publicado en la página Viaje a Ítaca.

Un recuerdo de la presentación

Imagen
Después de los nervios previos, de las inseguridades habituales, de las imprecisiones inoportunas, como que se reseque la garganta o se mezclen aparatosamente las palabras en la boca antes de pronunciarlas, toca recordar con cariño y agradecer.

Ante tantas muestras de afecto y de consideración hacia la literatura, uno no puede dejar de estar agradecido con todos los amigos y seguidores que el viernes pasado se acercaron a la Casa-Museo Domingo Rivero para compartir la presentación de "Ninguna tregua al olvido" con nosotros.

En especial, me gustaría agradecer a Emilio González Déniz el gesto de acompañarme en la mesa de presentación y las palabras que le dedicó al libro. No se me escapa que es una auténtica suerte rodearse de gente tan espléndida y generosa.

Y ahí queda esta imagen de Teresa Iturriaga para el recuerdo. Para no concederle ninguna tregua al olvido.

Gracias a todos.

Los que deseen leer la intervención de Emilio González Déniz en el acto de presentación, pueden p…