Entradas

Mostrando entradas de julio, 2015

Cartas de un corazón de nadie

Imagen
Esta semana presentamos la publicación de "Cartas de un corazón de nadie", en la página "Viaje a Ítaca", sobre las cartas de amor de Fernando Pessoa.

"Leer las cartas que Pessoa escribió a Ophélia, el gran amor de su vida, puede provocar en el lector escrupuloso este tipo de inquietud semejante a la experimentada por una persona que se cuela en una fiesta a la que no ha sido invitada, como si de repente uno tuviese acceso a una de esas cámaras selladas con los restos milenarios de algún faraón olvidado.

Pero una vez superadas estas reservas iniciales, lo realmente importante para los entusiastas de Pessoa, el creador de los heterónimos, el autor del “drama em gente”, el poeta del desasosiego, son los datos que consiguen arrojar sobre su inextricable forma de ser, su personalidad un tanto desquiciada, sus proyectos y sus costumbres, sus miedos y sus filias, lo que anhelaba en la vida y lo que más le horrorizaba."



Para continuar leyendo el texto, pinchar aq…

El eterno profano

Imagen
«Así que al repasar esas frases me he preguntado por fin si alguna vez podré leer un cartel, rótulo, aviso, indicador, comunicado, anuncio, prospecto, bando, ordenanza, ley, nota, periódico, sentencia, carta, folleto, mensaje, catálogo, acta, tríptico, manual de instrucciones o aviso en general que aparezca redactado no ya con originalidad o talento sino con la más sencilla corrección ortográfica.»
Álex Grijelmo, Defensa apasionada del idioma español


Después de navegar un rato en Internet por sucesivas ventanas virtuales de una página sobre educación, uno hace el siguiente recuento rápido de siglas: PIAC, CEDEC, REDCICE, FNMT, GESO, FEDER, OPEEC, ECD, AEMA, EPALE, ACCUEE, PROIDEAC, SIMAC, CLIL, ATE, EVAGD, FIES, ZEC, CEUS, DGOIPE, CURSFORM, CAUCE, MOOC, y otras muchas absolutamente indescifrables, aparte de las más familiares o evidentes, como LOE (Ley Orgánica de Educación), LOMCE (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa), CCSS (Ciencias Sociales), CCBB (Competencias Bá…

Enredados en su propia telaraña

Imagen
«Y si nos ocupamos asiduamente no sólo en la contemplación estética sino también en sus modos y resultados, es porque la prosa o el verso que escribimos, destituidos de la voluntad de querer convencer el entendimiento ajeno o mover la ajena voluntad, es apenas como el hablar en voz alta del que lee, hecho para dar plena objetividad al placer subjetivo de la lectura.»
Fernando Pessoa, El libro del desasosiego

Existe un tipo de escritores tan poseídos por el demonio de la literatura, tan enfebrecidos por el virus que les devoraba, tan obcecados por la pasión que les consumía por dentro, que no pudieron o nunca quisieron impedir que su vocación dominase el resto de las parcelas de su vida.

Ese demonio, ese virus, esa pasión que en cierta medida les subyugaba, como una especie de adicción que coloniza el resto de intereses y de apetencias, acabó convirtiéndose no solo en el combustible de su producción literaria, sino también en el eje vertebral de su existencia, en el parámetro esencia…

Textos sin pasaporte

Imagen
«He invertido toda mi salud, mi tiempo y mis fuerzas en negocios espirituales completamente ruinosos.»
Julio Ramón Ribeyro, La tentación del fracaso


Hay libros de textos nómadas, de límites difusos, decididamente extraños. Libros con perfiles sutiles y escurridizos que no se dejan encasillar en ningún sistema tradicional de catalogación, porque hablan de todo cuando aparentan no hablar de nada.

Son libros que admiten lecturas y relecturas infinitas, como aquel “libro de arena” borgesiano, siempre idénticos y al mismo tiempo diferentes, como la superficie ondulante del mar o como la forma cambiante de las dunas, y por ello consiguen dejar en la memoria del lector una impronta singular.

Libros que fomentan hábitos de lectura hedonistas, que no exigen a los lectores indisciplinados una determinación estricta: para leerlos no hace falta empezar desde el principio, ni seguir un orden, y mucho menos un método, porque se puede acceder a ellos desde cada una de las piezas que lo integran, …

Como una música lejana pero reconocible (2ª parte)

Imagen
«Lo inaplazable, lo primordial, es la línea, la frase, el párrafo que uno escribe, que se convierte así en el depositario de nuestro ser.»
Julio Ramón Ribeyro, Prosas apátridas


Quizás por eso, por haberlos encontrado tardíamente, cuando nada hacía sospechar el gozo de estos descubrimientos inesperados, uno los lee y los relee con fruición, escribe copiosas anotaciones en sus márgenes, los reseña casi con la reverencia y la devoción con las que se habla de lo sagrado, y subraya con prodigalidad sus páginas, que empiezan a desgastarse, a ponerse amarillentas de tanto uso.

Hay además algo de secreta satisfacción, de alegría espontánea e inocente, de felicidad gozosa, por disfrutar de esos libros caprichosos que no suelen gozar del favor de los editores, ni son demasiado conocidos por el público, por considerarse una especie de anomalía en la trayectoria de sus creadores.

A pesar de no ser un autor todavía hoy muy conocido, a Julio Ramón Ribeyro se le estima por sus relatos cortos, has…