Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2016

La era de las interrupciones (2ª parte)

Imagen
«El lector adicto, el que no puede dejar de leer, y el lector insomne, el que está siempre despierto, son representaciones extremas de lo que significa leer un texto, personificaciones narrativas de la compleja presencia del lector en la literatura. Los llamaría lectores puros, para ellos la lectura no es sólo una práctica, sino una forma de vida.»
Ricardo Piglia, El último lector


No es de extrañar, por tanto, no solo que no seamos capaces de concentrarnos convenientemente en lo que estamos haciendo, sino también, y lo que todavía es peor, la apariencia de arbitrariedad y de caos en la que parecen desenvolverse nuestras jornadas. Eso por no hablar de la exasperante sensación de no contar con el tiempo necesario para todo lo que queremos hacer, del cansancio que se va acumulando a medida que avanza el día, y de la frustrante impresión de no llegar nunca a terminar ninguna tarea.

Quizás por eso nos inquieten y al mismo tiempo nos conmuevan esas imágenes tan frecuentes en los cuadros …

La era de las interrupciones (1ª parte)

Imagen
«Hay siempre algo inquietante, a la vez extraño y familiar, en la imagen abstraída de alguien que lee, una misteriosa intensidad que la literatura ha fijado muchas veces. El sujeto se ha aislado, parece cortado de lo real.»
Ricardo Piglia, El último lector

En una época como la nuestra, con esa tendencia exacerbada y un tanto esquizoide a la hiperactividad nerviosa, a la sobreabundancia imparable de novedades, al exceso indiscriminado de estimulación a todas horas y en todos los lugares, parecen haberse instalado en nuestras vidas de una manera más bien acrítica las odiosas interrupciones.

En alguna ocasión creo haber leído esta clase de argumentos en ciertos artículos dominicales de Javier Marías. Y también lo leí en una entrevista que en su momento le hicieron a Ricardo Piglia en la revista “Letras Libres”, a propósito de la publicación en España de su novela Blanco nocturno: uno de los problemas más acuciantes de las sociedades contemporáneas es el de las desagradables interrupci…

La importancia de tirar a la papelera

Imagen
«Repaso unos cuadernos viejos antes de tirarlos. Casi todo lo que apunté en ellos me parece ahora demasiado patético, ingenuo. Vulgares arrebatos del momento. Lo que me parecerá esto que escribo ahora dentro de diez años.»
Iñaki Uriarte, Diarios 1999-2003


Uno está cada vez más persuadido de afirmar sin temor a equivocarse que es igual de importante lo que se termina de escribir -si es que eso llega a producirse en algún momento-, como aquello que se decide tirar a la papelera, o incluso lo que yace en el fondo de los cajones del escritorio, momentáneamente olvidado y excluido, en una estricta cuarentena, sometido a un confinamiento indefinido.

A menudo a uno se le cae el alma a los pies cuando lee textos propios y ajenos que adolecen de un exceso de precipitación, y tiene esa sensación tan incómoda de que esos mismos textos podían haber dicho lo mismo pero de forma más clara y concisa, incluso de una manera más estética, utilizando un menor número de palabras que hubiese mejorado co…

Nadie estará nunca a salvo

Imagen
«La mayor perversión o negación posible de la justicia consiste en hacer recaer el peso de la demostración de inocencia sobre el acusado, no el peso de la demostración de culpabilidad del reo sobre su acusador.»
Javier Marías, «Cuando la acusación se hace condena»


En esta sociedad tan reglamentada, con esa tendencia insana a diseccionar todos los ámbitos de la existencia, a menudo con actitudes y manifestaciones tan fascistoides, parece haberse sustituido la noble y antigua “presunción de inocencia”, ya saben, aquel principio normativo que afirma que “todas las personas son inocentes hasta que se demuestre lo contrario”, por otro que, a falta de una denominación más apropiada, podríamos llamar la “presunción de culpabilidad”, una especie de reverso tenebroso de aquel principio, y que vendría a establecer algo así como que “todo el mundo ha hecho algo de lo que es culpable hasta que se demuestre lo contrario”, lo cual no puede dejar de interpretarse como un atentado a las libertades y…